VENTRICULOMEGALIA

¿Qué es la ventriculomegalia?¿Por qué se produce?
La ventriculomegalia (VMG) se define como la dilatación de uno o ambos ventrículos laterales del cerebro que puede ocurrir como consecuencia de diferentes problemas en el desarrollo del sistema nervioso central. La VMG se identifica entre el 0,3 y 1,5 por 1000 de todos los embarazos y su identificación obliga a un estudio exhaustivo para encontrar la causa que lo produce

La VMG puede ser consecuencia de diferentes situaciones. En primer lugar, puede estar producida por la presencia de una obstrucción a la circulación del líquido que se encuentra dentro de los ventrículos haciendo que este se acumule. En segundo lugar, la VMG puede estar asociada a un problema en el desarrollo del cerebro, ya sea por un problema que exista desde el principio o por algún problema que aparezca a los largo del embarazo. Finalmente, en algunos casos de VMG no podremos encontrar una causa conocida y en esta situación será considerada como VMG aislada.
¿Qué riesgo representa la VMG?
La identificación de una VMG implica una serie de riesgos, siendo el más importante la asociación a anomalías, ya que va a implicar un mal pronóstico en la mayoría de los casos. Las anomalías que con más frecuencia se asocian a la VMG son las infecciones, las malformaciones dentro y fuera del cerebro, las anomalías cromosómicas y los síndromes genéticos.

En el caso de las VMG aisladas, a pesar de que no se identifica una anomalía, también existe un riesgo de presentar problemas relacionados con el desarrollo neurológico. Este riesgo está determinado por el tamaño y la presencia de progresión de la dilatación, a mayor tamaño y/o progresión, mayor probabilidad de problemas.

En cuanto el momento del parto, en la gran mayoría de los casos no existe ningún riesgo asociado por lo que el parto se puede realizar en centros hospitalarios no especializados. En el caso de VMG severas en las que se sospeche una obstrucción de la circulación del líquido sí que es importante asistir al parto en un centro de tercer nivel. En estos casos se debe hacer una evaluación inmediata del estado del bebe para valorar la necesidad de realizar una intervención para disminuir el exceso de líquido si fuera preciso.
Diagnóstico y estudio de la VMG: ¿Quién debe realizar la evaluación de una VMG y qué pruebas son necesarias para saber cuál es el pronóstico?
Algunas parejas pueden deciden no continuar con su gestación tras ser informadas negativamente de que la VMG es una enfermedad de mal pronóstico por médicos sin la formación adecuada.

Es importante saber que existen casos de VMG con pronósticos buenos, intermedios y muy malos. Como ya hemos comentado previamente, el pronóstico va a depender en gran medida de la presencia de anomalías asociadas. Por tanto, para poder dar una información detallada e individualizada para cada caso es crítico realizar una evaluación detallada de cada caso. Una vez obtenida esta información, los progenitores podrán decidir sobre la actitud que prefieren.

La evaluación de la VMG se debe realizar siempre por centros con gran experiencia en medicina fetal y en particular en la evaluación del sistema nervioso central fetal. El estudio de la VMG incluye:

  • Neurosonografía (estudio detallado de las estructuras del sistema nervioso central)
  • Ecografía anatómica detallada
  • Ecocardiografía
  • Análisis de sangre para estudio de infecciones
  • Amniocentesis para estudio del cariotipo e infecciones en líquido amniótico
  • Resonancia magnética en casos seleccionados


En el caso de que en el estudio se identifique la casusa que produce la VMG, se establecerá el pronóstico en base a la misma y ser realizará el seguimiento apropiado para cada caso. Por otro lado, en el caso de la VGM asilada es muy importante realizar controles ecográficos periódicos para valorar la estabilidad/progresión de la dilatación, así como para valorar la aparición de signos que puedan modificar el pronóstico inicial.
Opciones de tratamiento para la VMG
Como ocurre con la mayoría de las anomalías del cerebro, en la actualidad no se dispone de ningún tipo de tratamiento que se puede aplicar durante el embarazo con el objetivo de mejorar el resultado. Una vez ha nacido el bebé, es muy importante realizar un control postnatal por especialistas en la evaluación del desarrollo neurológico de los niños. Además, en el caso de VMG severas en las que exista una obstrucción de la circulación del líquido dentro del cerebro es posible que se deba realizar una derivación del exceso de líquido. Esto se realiza mediante una operación que consiste en la colocación de un tubo de pequeño tamaño (catéter) dentro de uno de los ventrículos y hacerlo llegar hasta el abdomen donde el líquido acumulado en exceso es absorbido sin problemas.

CENTROS RECOMENDADOS

CLÍNIC
barnaclinic

Esta Web contiene información básica sobre distintos aspectos de la salud elaborada por profesionales y pacientes. Ofrece también recomendaciones y guías genéricas para el tratamiento de determinadas enfermedades por lo que, en ningún caso, debe ser utilizada para realizar diagnósticos, tratamientos médicos o cualquier actuación médica que deba ser realizada por un profesional sanitario. El contenido de la presente web no sustituye la atención personalizada de los equipos de salud. Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos de medicinafetalbarcelona.org sin consentimiento expreso y por escrito por parte de Fundació Medicina Fetal Barcelona.

Last update: 30-Nov-2017 2:50 pm