Centro de Medicina Fetal Clínic Barcelona


header_3.jpg
Obstrucción intestinal Print

¿Qué es la obstrucción intestinal?


Consiste en una obstrucción (stop) en un punto del intestino. El feto no necesita el intestino para su correcta alimentación pero la obstrucción puede tener consecuencias durante el embarazo y después del parto.

¿Por qué se produce?


Puede deberse a diferentes causas. Lo más frecuente es que sea debido a una falta de riego de una zona del intestino que acaba produciendo necrosis y obstrucción de la luz del intestino en esta zona. Otras causas son la Fibrosis quística  y las anomalías cromosómicas.

¿Cómo se detecta?


Se puede detectar en la ecografía a partir de la segunda mitad de embarazo. A veces no se detecta en la ecografía del segundo trimestre porque aparece más tarde. En la ecografía se observa una dilatación del intestino, que puede tener diferentes grados y afectar a más o menos longitud de intestino. Además, puede coexistir un aumento del líquido amniótico.

¿Qué se tiene que hacer una vez detectada la obstrucción intestinal?

 
Aunque la asociación a anomalías de los cromosomas es baja, se puede ofrecer la realización de un cariotipo para estudiar los cromosomas. También se debe realizar un estudio anatómico detallado y una ecocardiografía, para descartar otras malformaciones asociadas. Si el intestino es muy refrigente deberemos estudiar la presencia de mutaciones de la Fibrosis quística mediante una amniocentesis.     

¿Cómo será controlado mi embarazo?


Será importante realizar un seguimiento estricto por el equipo de medicina fetal  que incluya controles ecográficos mensuales para detectar el posible aumento del líquido amniótico.  El aumento del líquido amniótico puede producir contracciones y parto prematuro. También deberemos controlar la aparición de la complicación más grave: la perforación del intestino.

¿Cuándo, dónde y cómo será el parto?


Es importante que el parto se produzca a término si es posible, ya que el intestino del feto es más maduro y tendrá un peso mayor que si fuera un bebé prematuro. El parto debe producirse en un hospital de tercer nivel con un equipo multidisciplinar formado por especialistas en medicina fetal, neonatólogos y cirujanos pediátricos. La vía del parto puede ser vaginal.

¿Qué le ofrecemos en el Hospital Clínico?


La Unidad de Patología fetal del Hospital Clínic dispone de un equipo multidisciplinar formado por médicos especializados en medicina fetal, neonatólogos, genetistas, neonatólogos y cirujanos pediátricos que permitirán estudiar el caso, realizar un seguimiento y ofrecer a los padres una orientación sobre el pronóstico y el riesgo de complicaciones de su hijo.
 

Esta Web contiene información básica sobre distintos aspectos de la salud elaborada por profesionales especializados en las distintas materias que trata.
Ofrece también recomendaciones y guías genéricas para el tratamiento de determinadas enfermedades.

En ningún caso puede ni pretende sustituir la atención particularizada de los equipos de salud.